jueves, 10 de noviembre de 2011

GRACIAS ANA COZAR

    Anita muchas gracias por haberme hecho este video de unas fotos que yo daba por perdidas, no las pude recuperar cuando se me rompió el ordenador.  Y es un grato recuerdo de hace unos años cuando fui con Reme a la feria de Jeréz.
Ahora  voy a la cena de Marocho ya subiré unas fotos en el blog BAJO TUS ALAS.

siete mil....

VIAJE A SEVILLA Y JEREZ CON REME



gracias Ana Cozar,

domingo, 9 de octubre de 2011

AGRADECIMIENTO

Queridos amigos, familia y paisanos en general,  quiero daros las gracias públicamente por lo bien que nos habéis tratado a mi hijo y a mi en los días que hemos estado en nuestro amado pueblo de Encisasola.
Es la primera vez que Daniel visitaba el pueblo y ha quedado fascinado del cariño, la belleza y la gastronomía de nuestra tierra,   ya hay otro marocho más¡¡¡
Lo hemos pasado genial en la feria aunque decían que había poca cosa este año, a nosotros nos ha parecido fabulosa, hemos paseado por todas las tranquilas calles, visitado la peña, Barranco, la ribera, etc etc.....
Os doy las gracias a todos y cada uno de vosotros que habéis estado constantemente con nosotros, no digo nombres por que sois muchisimos.
Al cariño que nos demostraron mi familia y amigos de Cumbres.

Pero sobre todo quiero destacar a dos amigos , que digo amigos.. hermanos para mi que no nos han dejado ni respirar... bueno a partir de las doce de la noche si...(ellos me entienden)   Isabel  Dominguez y Vicente lópez. y como no a mi querida familia que adoro.
Seguid cuidando a ENCINASOLA, este pueblo que engancha a todo el que llega a él y nos hace amarlo.
Aunque tengo muchas casas que me habeis ofrecido para quedarme en estos días,  quiero agradecer de corazón a mi prima Mari Carmen el habernos dejado con tanto gusto la llave de su casa, nos hemos sentido como en la nuestra propia.
Un abrazo a todos. No vemos en la cena de Marochos.
Hasta pronto.

Ana Mari.














martes, 20 de julio de 2010

SA FAXINA

Hermosos recuerdos de esta plaza Sa Faixina allá por los años 70. Ubicada en las inmediaciones del Paseo Marítimo, Paseo Mallorca, Vía Argentina, etc.
Antiguamente se celebraban en ella las ferias de muestras de bisutería , año tras años  acudía gente de todo el mundo algunos a exponer sus artículos y otros a comprarlos.
La fäbrica donde yo trabajaba cada año solía exponer sus productos con gran éxito.
Mi jefe tenia un ojo exquisito para alquilar el mejor lugar de la feria, siempre escojia uno de los mas grandes a la entrada del local,  el mejor situado.   Después lo decorabamos entre todos los trabajadores, siempre con mucho ingenio y muy buen gusto, quizás por ese motivo cada año  ganábamos el primer  premio al mejor stand,   concedido por las autoridades de las Islas.
Mi trabajo consistía en  atender al publico, ni que decir tiene lo bien que lo pasábamos y las anécdotas que hemos vividos las compañeras de  Feria.
A la hora de la merienda íbamos al bar Agustín, quien no recuerda las tapas de aquel bar,??? sobre todo la gambas... Unnnnnnn que ricasssssss. aunque era un poco caro para nosotras... pero muy bueno, este era uno de los pocos bares que existían entonces por esta zona, era muy famoso.
Hoy dia la plaza y sus alrededores se encuentran repletos de bares y Pab cada uno en su estilo , a los que acuden gran cantidad de personas  para pasar sus veladas.
A mi personalmente me encanta el Pab de Sa Faxina situado enfrente de la plaza. Este Pab se inaguró en el año 81, y está regido por tres maravillosos hombres.., los hermanos PERONAS,  Paco, Toni; y Juán, amigos de la infancia de mi familia ya que eran amigos de mi hermano en la niñez.
En él trabaja de camarero desde hace años el simpático y buena persona Juanito, y que voy a decir de mi querida Vanessa, guapisima, trabajadora, atenta, discreta.  una morenaza Mallorquina- Andaluza. a la que le encanta el flamenco sobre todo El Parritas.
El local de Sa Faxina no es muy grande, pero cabemos todos.  Su ambiente es de personas de todas las edades, gentes sanas y amigables , casi siempre personas conocidas de los Peronas.
El mejor Pab que existe,, con un gran sonido, buenisima música escojida con cuidado por ellos,  un lugar donde siempre encuentras con tu bebida unas tapas, patatillas, almendras, cacahuetes, gominolas etc,   y los días de fútbol tiran la casa por la ventana ofreciendo , tortilla de patatas, cocas, sobrasada pueblerina exquisita, etc. etc.
Y para los que les gusten celebrar fiestas e Sa Faxina Pab,  que no se pierdan , los carnavales, Reyes, Noche Vieja, etc,  y las fiestas de los jueves.

Toni; Paco; Juan....  ya sabéis lo que os voy a cobrar por esta publicidad verdad???... Una ALHAMBRA.
Os quiero.
Ana María Dominguez.

                                                  Plaza de Sa Faixima
http://www.safaxina.com/
                                                              http://www.safaxina.com/

Sa Faxina , un lugar que no debes perderte

preciosa foto de la plaza

DEDICADO A VICENTE TAPADA " NO TE OLVIDAMOS "

(publicado el 20 julio del 2008 en mi blog, Bajo tus Alas)

A LA MEMORIA DE VICENTE TAPADA " NO TE OLVIDAMOS"

“ Querido amigo Vicente; parece que fue ayer que te marchaste y sin embargo el 2 de agosto de 2008, hará ya seis años. Pero, los que te queremos no te olvidamos
Tampoco te olvidan todos aquellos costaleros que por Semana Santa sacan en procesión a tu Cristo El Señor del Gran Poder, ni los que se arrodillan a su paso. ¿recuerdas que te decía siempre mi madre?._ “ yo si me tengo que arrodillar , me arrodillo ante ti que fuiste quien hizo el Cristo”.-. Imagen que tallastes de un trozo de madera que te dio Dolores Orúe., y que estando en el cine con tu novia te vino la inspiración de su cara y saliste corriendo al taller a ponerte manos a la obra
No te olvidan los que a diario pasan por tu calle “ Vicente Tapada” en Encinasola.
Ni todos aquellos que alguna vez cogieron una pluma para escribir de ti , en el picón, en el libro de la Iglesia, en las páginas de Internet, en las revistas y diarios de Mallorca, etc.
Ni te olvida tu amigo José Garcia (susano) que hasta el día de hoy te sigue escribiendo poesías
Ni los que pasan por debajo de tu ventana y al mirar al primer piso, ya no te ven con tu madera y tus herramientas, y tu saludo.
No te pueden olvidar los párrocos de San José Obrero, pues el Cristo que le prometiste se quedó a medio hacer cuando te marchastes.
Ni tan siquiera te olvidará Su Majestad el Rey de España Don Juan Carlos, siempre que mire para el hermoso cuadro que le regalaste del Monasterio de la Rábida, cosa que El te agradeció con cariño mandándote una fotografía.
Hasta los desagradecidos te tienen que recordar, le regalaste una talla al Cordobés, a la que le dedicastes horas y pasión, y se la llevaste con entusiasmo y él … tan famoso …, no quiso recibirte , ni te lo agradeció. ¿ Acaso pensó que su arte era mejor que el tuyo? . El tiempo se encarga de poner a cada uno en su sitio, y tu cuadro seguirá colgado en su pared.
Y como no recordarte yo? si cada vez que voy a casa de mi madre y encuentro allí a tu esposa , el tema de conversación eres tú ?.
Y cuando visito tu casa , allí esta tu trabajo hablando de ti.?.

24 de Diciembre : mi madre preparaba la cena … sonó el teléfono .. eras tú , y le dijiste .- María vente a celebrar la Noche Buena con nosotros que está aquí toda mi familia.-. Ella te dijo que no quería salir , hacia frío y llovía , entonces le contestaste;
.-Si no vienes me enfado contigo, pero si vienes te lo agradeceré el poco tiempo que me quede de vida, ya que es la última Navidad que voy a pasarla con vosotros y quiero que tú estés aquí.-
Entoces mi madre soltó todo lo que hacia y corrió a tu casa, y jamás ha olvidado esas palabras .
¡Y que razón tuvistes.! Seis meses mas tarde te fuiste . Y aunque nosotros los que te queremos, nó esperamos tu regreso, sabemos que tú si estás esperando nuestra llegada.

Por eso querido amigo Vicente no te decimos adiós. Solo te decimos... hasta luego.”

Ana María  Dominguez

miércoles, 3 de marzo de 2010

ESOS AMORES PLATONICOS

Quien no ha tenido en su adolescencia un amor platónico?. Ese amor imposible, absurdo e irreal. Yo tuve dos que marcaron mi vida. Hoy quiero hablarte de uno ya que Nostálgicos se presta para ello.
El gran amor platónico de mis 14-15 años fue Federico CHOPÍN, si..sí no pongas esa cara.., El gran músico CHOPÍN. Te contaré como empezó;

Cuando yo tenia 13 años empezé a trabajar en una fabrica de bisutería y artículos de regalo, Hoy día trabajar a tan temprana edad se consideraría " explotación de menores"
pero hace casi cuarenta años era una necesidad, estuve en la empresa trabajando unos 23 años. Pues bien en ella se hacían miles de bustos de CHOPÍN, mi trabajo consistía en ponerles en la base un airón fix( papel de terciopelo rojo), limpiarlos , envolverlos en papel de seda, encajarlos y mandarlos a su destino, casi siempre Valldemosa a su museo.
Su cara tan hermosa,( al menos en el busto), su mirada tan trite, su pelo tan bonito, las miles de tallas que pasaron por mis manos, me hacían soñar con él. Por la noche en mi cama cerraba los ojos y solo veía su cara. Este amor me llevó a interesarme por su vida, me compré sus discos de vinilo aunque no los podía escuchar por que no tenia tocadiscos, pero me los llevaba al trabajo y los ponía allí, hacia que todas mis compañeras lo escucharan, con agrado también de mi jefe, aunque él prefería que escuchásemos " el vuelo del moscardón " por que decía que esta música nos estimulaba mas.
Me fui varias veces a Valldemosa a ver su museo, y sigo yendo. vi la letra de sus composiciones manuscritas, su piano donde desde el día que murió siempre ha habido una rosa fresca.
Me leí el libro " Un invierno en Mallorca " donde George Sand narra su vida al lado de CHOPÍN y la encrucijada que tubieron que pasar los dos en la Isla debido al carácter reserbado de los Isleños y la modernidad de ella, ya que fumaba iba en pantalones además de estar separada con dos hijos, cosa inaceptable en aquellos tiempos. ( recomiendo este libro) .
(cartuja de Valldemosa,residencia
Chopin).

Y sobre todo su música, su maravillosa música me llega al alma, los Vals, las Mazurcas, Las Sonatas, etc, etc, etc,
Al principio te dije que este amor platónico marcó mi vida, ¿ de que forma ? pues haciendome amar el arte, la lectura, y sobre todo la música clásica, como la que estoy escuchando en estos momentos; Concierto para piano y orquesta Nª1 --2ºmovimiento, 1830, de FEDERICO CHOPÍN.

Ana Maria Dominguez.

lunes, 8 de febrero de 2010

LA MUÑECA DE TRAPO



Años 60, seis de la tarde de un domingo cualquiera. Mis amigas y yo ya estábamos lista y muy guapas para irnos "parriba" a la plaza. Lo primero que hacíamos al llegar era ir a hacer un recorrido por las casas de mis tíos que vivían por la zona, bueno... lo primero era comprarnos un polo en casa de Ascensión, de esos de fresa que te lo daba pinchado en un palillo y sabían a gloria.

Después pasaba por casa de mi tía Dolores a darle un beso, y siempre saliamos de su casa con alguna manzana o granada de su huerto. Mas tarde pasaba por casa de mi tío Vicente, que contento se ponía cuando me veía llegar, al irme me decía ;... "mira debajo del tapete", siempre me dejaba una peseta o un duro, yo adoraba a mi tío y a mi tía Dolores su esposa.

Después de mi prima Dolorita ( bar Simón ) le tocaba el turno a mi tia Magdalena, al llegar a su casa allí estaba ELLA ( la muñeca) sentada en el sofá con sus trenzas largas rubias, su jersey rojo, la falda escocesa, los zapatitoa verdes , los brazos extendido , como diciendome ... cojeme.

Como me gustaba aquella muñeca de trapo, mi letanía siempre era " tita regalamela" y siempre recibía un no por respuesta. Ella me decía .- no es mía es de mi hija Ana , cuando venga de Sevilla se la pides._ . Y yo sin mi muñeca....

Por fin mi prima regresó de Sevilla, corro a su casa y le pido la muñeca, como me vió con tantas ganas me dijo:_ cojela y cuidala_´

Yo muy emocionada la cojí y me fui para mi casa iva feliz con mi muñeca.

Pero recuerdo que al llegar a casa lo primero que hice fue cojer unas tijeras e hice pedazos la muñeca , la destrozé toda. Mi tia y mi prima nunca se enteraron.

Te estarás preguntando por que lo hice, y no te puedo contestar yo aún no lo sé. El motivo tiene que estar guadado en mi subconsciente , pero yo aún no lo he encontrado.

Ana Mª Doninguez

MI PRIMER GRAFFITI


Era una tarde cualquiera, bajo un calor impresionante Encinasola duerme la siesta, no se ve ni una rata por la calle. Es el momento perfecto para que mi amiga y yo vayamos a hacer alguna travesura de las que acostumbrabamos hacer por la calle. esta vez nos toca ir a cojer flores en el jardín de los grupos, a esta hora a Don Eladio seguro que no se le ocurrirá pasar por allí por lo que estaremos tranquilas.
Yo cojo un buen ramo de rosas de diferentes colores que me embriagan con su fragancia... para adornar mi casa, cuando al alzar los ojos veo que han blanqueado la casa de los maestros que había en medio del jardín y que estaba deshabitada.
Aquellas paredes tan blancas me decían " acercate y pinta algo", pero que podía hacer cuando no llevaba nada para escribir ?,. De pronto miro mis manos y descubro que llevo en ellas la mejor pintura con los mejores colores... ¨`!los capullos de las rosas¡.
Cojo un capullo cerrado y empiezo a hacer el graffiti por una pared mi amiga Isabel por la otra.
Pinto casas, soles, arboles etc, quedaban preciosos en tonos lilas y rojos, además pongo "verde" a una maestra que no me gustaba nada, Doña Engracia. Y al final cuando terminé de pintar para no delatarme a mi y a mi amiga Isabel, puse de firma; " esto lo han escrito niños". Después de dejar las paredes preciosas nos fuimos a casa tan tranquilas, pobre de nosotras sin saber la repercusión que aquello iba a traer.
A la mañana siguiente cuando vamos a escuela, Don Eladio esta todo sofocado de clase en clase preguntando a todos a ver quien había hecho aquello, por supuesto que mi amiga y yo habíamos hecho un pacto de no decir nada, y así sucedió.
Quien iba a dudar de nosotras dos angelitos buenos...
La sospecha recayó en la clase de los chicos, que se llevaron la peor parte y castigos.
nosotras mantuvimos nuestro pacto hasta el día de hoy. Aunque hemos reído mucho recordando nuestro primer graffiti.

Ana Maria Dominguez.
( Escrito en miércoles , junio 25 en Nostalgicos 2008. 3 comentarios)

NO ENTENDIA " EL MALLORQUIN"


Dedicado a los amigos Catalanes, Enrique, Carmen y a Vaello.


Llegué a Mallorca con 12 años recién cumplidos y fue un reto acostumbrarme a una nueva vida; a nuevos amigos, comida, carácter, etc,… y a nuevo idioma.
A los trece años comencé a trabaja en la fábrica de bisutería-artículo de regalo, que estaba situada en la calle Héroes de Manacor, al lado de donde antes vivía Antonio Vaello.
Mi jefe era Mallorquín de pura cepa, creo que nunca le escuché hablar en catellano, también era de comprensión fuerte, rudo, alto y guapo.
Una mañana el me llamó al despacho y me dijo;
_ Aína ves a buscarme un café con leche y “fet vía”.( todo me lo decia en mallorquin ).
Fet vía en mallorquín significa date prisa”, pero yo no lo sabia.
Me voy al bar Tanos y le digo a Pedro,
_ ponme un café con leche y “fetvia”
Pedro me pone el café pero ve que yo sigo allí esperando y me dice
_Ana quieres algo más,?
Yo le contesto
_si, la fetvia
El me dice la fetvia? Ah la “fetvia” te la he puesto dentro del café.
Yo no vi que le pusiera nada dentro , pero lo coji y me fui para el despacho.
Por las escaleras mientras subía yo iba pensando,
“ la “fetvia” debe ser una sacarina y si ahora mi jefe le pone el azúcar lo va a encontrar demasiado dulce, y es capaz de reñirme”.
Llego al despacho,mi jefe estaba con la cabeza agachada escribiendo, le pongo el café con leche encima de la mesa y le digo,
_ Don Antonio no le ponga usted el azúcar que la “ fetvia “ viene dentro del café.
Él levanta la cabeza, se queda mirándome muy serio, y me dice.
_que has dicho? , Yo le contesto
__ que la “fetvia” esta dentro del café.
__ Nena te estás cachondeando de mi?
__No señor, solo le digo eso, que la “fetvia” Pedro se la ha puesto dentro del café.
__ que Pedro me ha puesto que!?
_-- Usted no me ha dicho “ un cafés con leche y “fetvia”?
---Si
---Bueno pues la “fetvia” está dentro.
Mirandome muy serio me dijo:
__! Aína vete a trabajar!.
Cuando llego a mi puesto de trabajo le pregunto a mis compañeras a ver que era la “ fetvia”. Ellas me responden
_- “ que te des prisa”
Yo me quedé helada, y me fui para el despacho a pedir disculpas. Que él aceptó riéndose, pero que me recordó por tiempo.
Después ya me aseguraba yo de lo que significaban las palabras cuando alguien me mandaba a hacer cuaquier cosa, aunque no por eso dejaron de sucederme anécdotas, que otro día os contaré.

Ana Mª Domínguez.

(escrito en lunes, julio 28, 2008. 5 comentarios)

lunes, 18 de enero de 2010

" LA REPORTERA MAROCHA "

Mallorquina de adopción,

marocha dulce y risueña,

yo la llamo Ana María,

radiante como una reina,

de su finura infinita,

se quejan las damiselas.

Amante de muchas cosas,

de nuestra querida tierra

y amiga de los amigos,

de la comarca de Huelva.

te admiro porque eres tú

una humilde reportera.

porque tienes semejanza,

sacas las fotografías,

con la cámara que llevas,

perfumas las ilusiones,

del amigo que te aprecia.

Me gusta Mari me encanta,

cuando tu persona llega,

a contemplar mi amistad,

con una mirada tierna,

noblemente me saludas

y al mundo que te rodea.


Para mi mejor amiga Ana Mari Domínguez.


J.G.Alvarado.



Gracias José por mandarme este bonito romanze, me siento privilegiada de tener amigos como tú.

EL REGALO MAS VALIOSO QUE HE RECIBIDO


Este recuerdo se lo dedico a una mujer que sin darme nada, ¡Me dio mucho!

Transcurrían los años 60, por ese tiempo yo tendría entre ocho y doce años, como cada día mi madre me mandaba a comprar el pan a casa de la Catalina la “tía bailaora”, allá por la calle Patrás, de camino por la Berraca me paraba a ver como el herrador le ponía aquellos enormes clavos a los caballos, yo le decía; Manolo, ¿No le hace usted daño clavándoles estos clavos?, el me contestaba; no mas daño se hacen si tienen los zapatos rotos. Después me regalaba algunas herraduras por que decía que traían suerte, lastima no haber conservado alguna.

Después de entrar en su casa y saludar a su esposa e hijos mis amigos María Eugenia y Carlos, proseguía mi camino.

Al pasar por enfrente del camino que lleva a la zanja el cura me llamó la atención una mujer toda vestida de negro de los pies a la cabeza. Ella siempre estaba sentada en su puerta y yo siempre me paraba a saludarla. Un día me preguntó; ¿ hija tú de quien eres?. Después de yo darle toda la explicación hablamos un rato y nos hicimos amigas.

Cada día me paraba a hablar con ella un ratito me sentaba en su umbral. Y ella me contaba cosas de la guerra, de gentes del pueblo, de su vida.... ! y que vida... ¡ . Yo con gusto le regalaba mis oídos pues me gustaba lo que decía y como hablaba con voz dulce y a la vez con pena.

Algunos días le ayudaba a acarrear agua de un arroyito que pasaba delante de su casa y le ayudaba a limpiarla.

Ella me decía que pasaba hambre que muchos días se acostaba sin probar bocado, yo cada día le pedía a mi madre un bocadillo que luego le daba a ella y disfrutaba de comérselo y yo de verla. Me decía que a veces iba a pedir por las casas y que la trataban mejor la gente pobre que los ricos.

En una ocasión yo venia de comprar de casa de Manolico, allí me habían regalado un plátano precioso que yo le traía a mi madre, era una fruta que nunca comprábamos por su precio, cuando me encontré con esta mujer toda vestida de negro, ella estaba llorando, le dije; tía Manuela que le pasa, y ella me contestó,; mira hija vengo de pedir de casa de “fulanito”, y a salido la criada y me ha pegado con un palo en la cabeza. Y quitándose el pañuelo que traía puesto me enseño el chichón que le habían echo.

La llevé a mi casa y le pusimos aceite en el golpe, creo que mi madre le puso una moneda en el chichón atada con un pañuelo, y con gusto se comió el plátano que me habían regalado. Después la acompañe hasta su casa.

A si transcurrieron los días...., hasta que llegó la hora en que yo tenía que emigrar a tierras lejanas.

El autocar partía de madrugada, casi de noche. Yo ya estaba dentro sentada cuando por la ventana vi una figura de negro,.. era ella , tía “Manuela” .

Bajé de seguida del autocar y nos fundimos en un abrazo, ella llorando me dijo;

Hija me gustaría regalarte algo para que te lleves pero sabes que no tengo nada, pero mira quiero darte lo mas valioso que poseo.

Y quitándose un imperdible con una Virgen que siempre llevaba prendida en su pañuelo, me la puso en mi vestido,

¡¡haciéndome así el regalo más valioso que he recibido!!.

Nunca te olvidaré Manuela.¡

Ana María.



Cuando yo escribí este relato en el 2007 y que puse en el blog Nostalgicos, quien me iva a decir a mi que llegaría hasta mi amiga Maria Eugenia hija de Manolo el Herrador. Desde entonces hemos recuperado nuestra antigua amistad unida a la de su gran familia. Tambien recuperé las herraduras de su padre y que ella me mandó. ( mas abajo podeis leer una carta que le escribo a Maria Eugenia y que se llama la Herradura).

Pero esto no hubiese sido posible sin la ayuda de mi gran amigo Enrique Fontenla, ya que gracias a sus blogs y a todo lo que me ha enseñado ha hecho posible que nos reencontremos muchisimos amigos de la infancia... Gracias Fonti.



viernes, 15 de enero de 2010

NOSTALGIAS




A quién no le trae recuerdos esta preciosa canción de DIANGO. A mi se me pusieron los "pelos de gallina" el día que la cantó sentado frente ami , alla por lo años 70.
Por los recuerdos que me trae, se la dedico a todos los nostálgicos.


VENGO A EMBORRACHAR MI CORAZON
PARA APAGAR UN LOCO AMOR
QUE MAS QUE AMOR ES UN SUFRIR
Y AQUI VENGO PARA ESO
A BORRAR ANTIGÜOS BESOS
EN LOS BESOS DE OTRAS BOCAS

SI SU AMOR FUE FLOR DE UN DIA
POR QUE CAUSA SIEMPRE MIA
ESTA CRUEL PREOCUPACION

QUIERO POR LOS DOS MI COPA ALZAR
PARA ASI PODER BRINDAR
POR LOS FRACASOS DEL AMOR

NOSTALGIAS
DE ESCUCHAR SU RISA LOCA
Y SENTIR JUNTO A MI BOCA
COMO UN FUEGO
SU RESPIRACION

ANGUSTIAS
DE SENTIRME ABANDONADO
Y PENSAR QUE OTRO A SU LADO
PRONTO, PRONTO LE HABLARA DE AMOR

HERMANO
YO NO QUIERO REBAJARME
NI PEDIRLE NI ROGARLE
NI DECIRLE
QUE NO PUEDO MAS VIVIR
DESDE MI TRISTE SOLEDAD
VERE CAER LAS ROSAS MUERTAS
DE MI JUVENTUD

Ana.

NUESTRO VIAJE A VALENCIA






Hace unos treinta años más o menos. Carmen Ruiz, Toñi hermana de Reme y yo, trabajábamos en una fábrica de bisutería. Como cada año nuestra empresa exponía sus productos en ferias de muestras, en esta ocasión lo hizo en Paterna ( Valencia ).
Nosotras tres decidimos que queríamos ir a Valencia a ver como había quedado el Stand, y de paso ver todo lo que había por la feria.
A esta idea se unió Reme y Carmen 2, y planeamos rápidamente el viaje, sacamos los pasajes del avión y nos preparamos para irnos a la aventura.
Organizamos nuestro viaje; nos iríamos el viernes por la noche en avión, y regresaríamos el domingo por la noche en barco, para estar a las ocho de la mañana devuelta en el trabajo, y a si lo hicimos.
Al principio pensamos dormir la noche del viernes y sábado en el aeropuerto , o en algún sillón de un hospital o irnos a una comandancia de policía., pero los padres de Toñi y Reme, cuando se enteraron llamaron a un familiar, para que pasáramos las dos noches en su casa.
El vuelo tenía que salir a las diez de la noches, pero llevaba retraso y salió a la una y media. Como os podéis figurar cinco chicas jóvenes con ganas de juerga , la armamos en el aeropuerto, jugamos a las maquinas , contábamos chistes etc., no dejamos dormir a nadie, pobrecitos no sabían la que les esperaba dentro del avión, allí seguimos contando cosas y no parábamos de reír, algunos pasajeros se reían con nosotras otros ponían cara de mala leche.
Reme contaba que su tío era fontanero e íbamos diciendo que ojala nos presentara a alguno para que nos enseñara la ciudad y que fuera guapo.

A las dos de la madrugada llegamos a Valencia y allí nos esperaba el tío de Reme el pobrecito cansado de esperar, y nos llevó a Alacuas su pueblo donde vivía. Y nos fuimos a dormir.

A la mañana siguiente (sábado) cuando nos levantamos nos esperaba un suculento desayuno, la tía de Reme nos había preparado zumo de naranja, café, tostadas, cruasans , ensaimadas , mantequilla, mermelada. Los siete nos pusimos las botas.
Después nos fuimos a conocer la ciudad. ,, caminando por el centro llegamos a la Catedral “El Miguelete”, se había celebrado una boda y el sacristán enrollaba una alfombra roja que iba desde la calle hasta el altar. Nosotras le preguntamos si podíamos pasar a ver la Iglesia pero nos dijo que no, , que ya cerraban . El cura que estaba escuchando le dijo que volviera a extender toda la alfombra y que nos hiciera pasa por ella hasta dentro, y así lo hizo, la volvió a extender y las cinco pasamos por ella, fue todo un detalle, la gente nos miraba y nosotras muertas de risa.
Después de enseñarnos toda la Catedral , el cura y el sacristán nos dijeron que nos invitaban a cenar por la noche y nos llevarían a una discoteca, nosotras aceptamos y quedamos con ellos en un lugar concreto, a las nueve.
Después de salir de allí nos fuimos a comer algo, poca cosa pues no teníamos mucha hambre ya que habíamos desayunado bien, a si que decidimos buscar un sitio que hicieran “variados” ( un platito pequeño con un poco de ensaladilla, croquetas , etc. lo que haya de tapas). Encontramos uno que había mucha gente y pensamos que tenia que ser bueno.
Cuando el camarero nos preguntó que queríamos tomar le dijimos que un “ variado”, él nos dijo_ eso que es?.-, le explicamos que de todas las tapas que tenia nos pusiera un poquito en un platito. “”Madre mía….. Cuando lo vimos venir,,, traía unos platos enorrrrrrrmes, le dijimos “ chiquillo donde vas con eso “ y nos dijo.- vosotras me habéis pedido todo lo que tengo, y os he puesto de todo.- Pensamos que aquello nos costaría un “huevo y parte del otro”, y cual fue nuestra sorpresa que además de quedar satisfechas, solo nos costó trescientas Pts.
................................
Llegó la hora de irnos a Paterna, las tres de la tarde, cogimos el tren y nos tiramos en los asientos a dormir, reventadas de todo lo que habíamos caminado, vino el revisor y todas nos sentamos como señoritas rápidamente, él nos dijo .- -- no, si podéis seguir como ibais…, y nos volvimos a tirar , poniendo el suelo todo lleno de cáscaras de pipas

Cuando llegamos a Paterna , nos fuimos para la feria y estaba todo cerrado. Se acercaba hacia nosotras un cochazo, un Mercedes , con un señor gordito, bien trajeado, y le preguntamos si sabia a que hora habrían , él nos dijo que a las seis, pero nos invitó a subir a su coche y entrar con él por la puerta trasera del recinto, nosotras aceptamos encantadas, y resultó ser el dueño de la feria.
Nos dirigimos a nuestro Stand, por cierto precioso muy bien montado mi jefe tenia gusto para estas cosas en Palma siempre nos daban el primer premio, yo iba muchas veces a montarlas .-…Allí estaba el jefe que ya nos esperaba, estuvimos un rato con él después nos fuimos a ver toda la feria , privilegiadas de poder verla sin público aún, compramos algunas cosas y a las ocho decidimos irnos para Valencia. Mi jefe nos dijo que quería invitarnos a cenar, nosotras le explicamos que ya teníamos planes que aviamos quedado a las nueve, pero él insistió tanto que tuvimos que aceptar su invitación, y quedamos de vernos en el restaurante.
Llegada la hora de la cena allí estábamos todos incluidos la esposa del jefe y otros compañeros. Cuando se acercaron a traernos la carta Don Antonio (el jefe) le dijo que no importaba, que todos queríamos una paella de marisco ¡ la que se lió ¡ al decirnos el camarero que por la noche no hacían paellas y menos de marisco pues allí solo las hacían de carne. . Mi jefe se levanto cabreado y gritando dijo.- ¡ mis chicas quieren una paella de marisco y de aquí no nos movemos hasta que nos la hagan¡¡¡ .
Nosotras pasando mucha vergüenza le dijimos que cenaríamos cualquier cosa, pero él insistía en la paella. Y no se de donde la sacaron, solo sé que el camarero salió del local y regresó con una paella de marisco. Como siempre la liamos en el restaurante.
Se hicieron casi la una de la noche, Pobre cura y sacristán el plantón que les dimos…
Al terminar la cena, unos compañeros de la feria que cenaron en el mismo local que nosotros nos invitaron a una discoteca a bailar y nos fuimos con ellos al Saler.
...............................
En la discoteca nos dedicaron un montón de canciones a las chicas de Mallorca, A mi me pidió para bailar un joven , y al hablar con. él me dijo que trabajaba de fontanero , yo no me pude a aguantar la risa cuando me lo dijo , me recordaba la juerga que aviamos traído en el avión , con los fontaneros , se lo presente a Reme y se lo dije, y las dos nos “partíamos de risa ante el pobre chico asustado y sin saber el porque de nuestro cachondeo, nos preguntó el motivo y se lo explicamos.

Como a las cuatro de la mañana decidimos regresar hasta Valencia, donde nos dejaron los compañeros y ahora teníamos que coger un taxi para Alacuas, con miedo ante una ciudad solitaria, ¡ y no venia ninguno¡. Por fin se acercó uno pero no quería llevarnos a las cinco, y nosotras tampoco queríamos separarnos, rogamos tanto que el taxista termino accediendo a llevarnos.
El taxi nos dejó en el pueblo, y nosotras nos perdimos ,,no sabíamos donde estaba la casa de los tíos, dando vueltas vimos a unos chicos y queríamos preguntarles pero tenían mala pinta a si que echamos a correr calle abajo, Reme gritaba a todas ¡ Sacar los paraguas, sacar los paraguas¡ ( por si teníamos que defendernos) las otras tres pobres que venían detrás de nosotras no sabían porque corríamos con los paraguas en la manos y las cinco echamos a correr. .Hartas ya de dar vueltas y con mucho miedo , buscamos una cabina telefónica y decidimos llamar a los tíos.
...................................
Al día siguiente Domingo, después de desayunar , nos fuimos al centro de la ciudad a la plaza el Caudillo, cuando llegamos algo raro pasaba, había muchos policías y mucha gente y unos soldados hacían guardia vigilando la estatua del Franco, por que habían querido robar por la noche.
Le preguntamos a unos “geis” que encontramos( están en la foto) donde podíamos tomar unas cañas y nos dijeron que el bar. “ los bestias “ estaba muy bien, y para allá que nos fuimos.
Al entrar en el bar a Carmen le pusieron la zancadilla y pegó un tropezón que fue a parar desde la puerta hasta adentro al final del local, las demás estábamos muertas de risa. La gorra de Carmen iba de mesa en mesa.
Nos sirvieron las albóndigas que pedimos , con las manos, y nos las ponían en escupideras , solo faltaba que jugaran con ellas a baloncesto a ver si acertaban dentro de ellas, y para limpiarnos nos daban papel higiénico, ósea una guarrada… pero lo pasamos genial en el bar.
Al medio día cogimos el autobús y nos fuimos al puerto a comer una paella, en el autobús ya la estábamos liando de nuevo a pesar del cabreo de la gente que nos miraba .
Había un matrimonio que nos estaba insultando por que a la frenada íbamos a parar encima de ellos, nosotras empezamos a hablar en Mallorquín i esa fue nuestra salvación por que el matrimonio al oírnos y saber que éramos de Mallorca se pusieron muy contentos por que habían pasado en la Isla su viaje de novios, así que nos hicimos amigos ., como ellos pensaban ir por la tarde a la feria, le dimos un montón de invitaciones , resulta que el matrimonio iban al mismo restaurante que nosotras y nos invitaron a la paella , así que no nos gastamos ni un duro.
Estuvimos por la zona portuaria hasta que salió el barco para Mallorca, las dos Carmenes se vinieron en avión . Toñi. Reme y yo en el ferry.
Embarcamos a las doce de la noche, Toñi se fue a dormir agotada, Reme y yo nos quedamos en la discoteca del barco hasta que cerró, con unos amigos de Mallorca que conocimos y nos habían invitado a Champaña.
Después nos fuimos a dormir un rato pero como no teníamos sueño nos levantamos y nos fuimos a la cafetería . Allí había unos 200 soldados que venían a Palma a hacer la mili, traían unas caras de miedo impresionantes, nosotras nos pusimos a contarles cosas de la isla, todo lo que iban a conocer , y como era el Cir.-14, adonde se dirigían. En fin los animamos un poco. .. Uno de ellos nos dijo que se llamaba Armando Guerra Segura, Y empezamos otra vez con el cachondeo y las risas, Reme le decía que lo imaginaba el día que estuvieran todos firmes y pasaran lista , Y dijeran ¡Armando Guerra Segura ¡, y los otros soldados rompan filas muertos de risa.
Al principio nos pareció que nos lo decía de bromas, pero lo confirmamos cuando nos dio unas cartas que había escrito en el barco a su familia , para que les echáramos en el buzón.

A la siete de la mañana llegamos a Palma, nos despedimos con mucha pena de los soldaditos asustados al ver todos los camiones del ejercito que habían venido a buscarlos, les prometimos que iríamos a verlos jurar bandera, pero no fuimos.
Nosotras cogimos un taxi y nos fuimos a desayunar, y después al trabajo.
Y así termina nuestro primer y nostálgico viaje juntas cinco amigas a Valencia.
Un abrazo para todas.

Debo decir que de 3.000 pts que me llevé para gastar, volví con 2.500, por todo donde íbamos nos invitaban.

Relatado por Ana María Domínguez Y Reme Coca.

NECESITABAMOS UNA CUERDA



Espero no herir la sensibilidad de nadie con este relato.

Como cada año por Semana Santa se celebra en Palma el día del Ángel. En este día es tradicional subir al Castillo de Bervell. A el acuden muchisima gente con sus neveras, comidas, juegos etc, los pinares de alrededor se llenan de vida. Se pasa un buen día.
En estas circunstancias estábamos un grupo de amigos, como unos veinte, allá por los años setenta. Después de haber visitado el Castillo, la Policía a Caballo, la cueva,
etc, y después de haber comido nos dispusimos a jugar, llevamos toda clase de juegos, cartas, pelotas, etc, pero nosotros queríamos jugar a la cuerda, asaltar la comba. Eso era lo único que nos faltaba; una soga.
Entonces a mi se ocurrió decir que había visto una en lo alto del Castillo en la última torre, allí enrollada. Decidimos entre todos ir a buscarla, la meteríamos en una mochila y después al irnos la devolveriamos a su sitio.
Pues así lo hicimos me fui con un amigo a por ella, cuando subimos a la torre cogimos la cuerda y la metimos en la mochila pero nos dimos cuenta que por un extremo estaba enganchada a algo, no supimos que era por que se colaba a través de una puerta de madera vieja donde ponía no pasar.
Entonces sacamos la navaja y ni cortos ni perezosos cortamos la cuerda y nos la llevamos pensando en devolverla mas tarde.
Era una cuerda fantástica con ella jugamos toda la tarde, hasta que se acercaron a nosotros unas personas y nos preguntaron a ver si la soga era nuestra, nosotros les dijimos que sí que por que lo preguntaban. Entonces ellos nos dijeron que la guardásemos por que estaban investigando unos guardias del Castillo, para saber quien había cortado la cuerda de hizar la bandera de España que hondeaba en lo alto del Castillo.
Por poco nos desmayamos, cogimos la soga y la guardamos en la mochila y salimos pitando de allí muertos de miedo.
Nos fuimos directos a la Feria de Ramo que se celebra por estas fechas, por ella pasaba una riera o torrente, y allí nos deshicimos de la cuerda ya que ninguno de nosotros queríamos llevarla encima.
Menos mal que aquellos eran otros tiempos.
Besos para todos.

A.M.Dominguez.
en miércoles, agosto 20, 2008 3 comentarios
Etiquetas: NECESITABAMOS UNA CUERDA

lunes, 4 de enero de 2010

DECISIONES

Todos conocemos el dolor de una decisión, esa congoja que exaspera cuando decidir es algo tan ineludible como insoportable. Entre los cientos de decisiones que tomamos cada día, algunas son especiales por su dificultad y por sus consecuencias.
Una decisión fácil puede tener consecuencias definitivas. Otras siguen el planteamiento inverso. Son poco relevantes, pero conllevan muchas cavilaciones. A veces le damos vueltas a algo, nos quita el sueño y después comprobamos que no era para tanto y que los riesgos que sopesamos insistentemente no eran tales.
Otro tipo de decisiones parecen presionadas por el tiempo, se toman cuando el plazo expira, dejando la angustiosa sensación de que no hubo suficiente reflexión, pero en realidad no sucumben a la prisa, sino a la indecisión.
. Cuando hay que enfrentarse a un asunto transcendente y las dos opciones son equivalentes se plantea un autentico dilema moral. Es cuando uno desearía ser menos libre, querría que otros nos organizaran la vida, suplicaría no tener que decidir.
Leí en algún lugar que lo contrario a una pequeña verdad es una pequeña mentira, mientras que lo contrario a una gran verdad es otra gran verdad. Tiene mucho de cierto, pero tiene también mucho de inquietante. Un dilema moral que obliga a optar entre dos situaciones igualmente válidas, igualmente injustas, crueles y dolorosas, desata la incertidumbre y el sufrimiento.
Las personas corrientes sentimos la soledad abrumadora de la decisión. Me viene a la memoria una película, que nos estremecía con un dilema emocional. En “Los puentes de Madison”, un ama de casa debe decidir entre el amor gastado pero seguro y la pasión luminosa pero arriesgada. Finalmente, opta por lo primero. ¿Hizo bien? Quién sabe…
Es difícil decidir sobre el amor cuando es un incierto campo de espinas. Romper una relación que sólo proporciona insatisfacción y pena es seguramente lo más acertado, pero si aun se sigue queriendo a la persona con la que ya no es posible convivir entonces es desolador.
En definitiva, hay decisiones que provocan una onda expansiva en el corazón que dejan claro que decidir es, sin duda, lo más difícil de la vida. Sin embargo, siempre se sale adelante y casi siempre se acierta, porque el acierto es asumir la opción y mirar al mañana, sabiendo que es con decisiones difíciles con las que construimos nuestra propia historia.

Ana G
Ana D.

miércoles, 30 de diciembre de 2009

ENAMORARSE

En algunas ocasiones, y ante la posibilidad de haberse vuelto a enamorar, empezamos a preguntarnos: ¿y cómo sé que lo que estoy sintiendo es lo correcto?
Podría decirse que casi hemos perdido la confianza en lo que sentimos como guía de lo que debemos hacer a continuación. Esto nos devuelve directamente a la inteligencia emocional, al mundo de las emociones y los sentimientos, que tan poco conocemos y, como consecuencia, tan torpemente manejamos.
¿Cómo saber cuándo una relación ya no funciona o simplemente cuándo ha llegado el momento de cambiar algo? Racionalmente podemos dar muchas explicaciones, pero básicamente es porque nos sentimos mal. El aprendizaje que tenemos de las emociones es tan escaso que, cuando éstas se manifiestan, o no les prestamos la atención que requieren, o las interpretamos al revés . Hemos oído con cierta frecuencia decir a algunas personas que para ellos amar y sufrir es todo uno, que el amor va ligado al dolor, que amar significa aguantar,? y un sinfín de interpretaciones del amor que hacen que éste sea finalmente de muy poquita calidad, a veces incluso incómodo.
Entonces, ¿cómo saber si la relación con alguien va por buen camino? Sencillamente, porque nos sentimos bien. Sentirse bien no es el sustituto de la bola de cristal para adivinar el futuro y, por lo tanto, no quiere decir que vaya a ser una pareja para toda la vida, el alma gemela, o la persona ideal. La relación es fruto de lo que se hace cada día, no de que Cupido sea más o menos certero cuando lanza la flecha. Por eso, lo que se hace cada día hay que hacerlo con alguien con quien nos sintamos bien.
Algunas claves para saber que se está enamorado serían:
- Sentirse bien cuando se está con la pareja. Se crea un clima de confianza y la persona se siente segura al lado del otro.
- Tener deseos de compartir, de hacer actividades y cosas conjuntamente.
- Tener ganas de conocer más profundamente los deseos, las ilusiones y los objetivos del otro.
- Tener ilusión, una proyección positiva hacia el futuro (puede ser en el mismo día, en semanas, en meses?). Es lo que solemos identificar con sentirse vivo.
- Echarse de menos cuando se está separado (aviso: esto no justifica una interminable cadena de llamadas diarias o de control de la vida del otro).
- Tener deseo físico, sexual, buscar el contacto de piel que es fundamental para la creación del vínculo entre dos personas.
Ver cada dia el arco iris.
Resumiendo; tener COMPLICIDAD, como dice un buen amigo en su comentario; si ésta se tiene, se eliminan muchos obtáculos.

martes, 29 de diciembre de 2009

MI CALLE

En esta foto que me ha enviado mi amigo Fonti estoy yo en mi calle en las matanzas, (la primera a la derecha, detrás cojiendome, mi amiga Isabel de los Reyes), y tambien hay personas muy queridas por mi.

En agradecimiento a José Delgado Catalino.

Hace algún tiempo vengo observando en el foro de Encinasola así como en Marochos que cuando se envían fotos de las calles del pueblo , siempre se deja a la mia de “lado”, debe ser porque es una calle pequeñita y pasa desapercibida.. no se.
Lo mismo que explico aquí, lo comenté en la cena de Marochos en noviembre en Huelva a José Delgado Catalino gran dibujante de las calles de Encinasola, y él se ofreció muy gustoso a hacerme un dibujo de la mía. Antonio Vaello le hizo la foto y se la envió lo cual le agradezco.
José estuvo trabajando en ello y esforzándose por hacerme un dibujo de cómo era la calle cuando yo era pequeña, y lo ha conseguido… pues el dibujo que ha hecho es exacto a como yo recuerdo mi calle hace cuarenta años, y quiero decir que le ha quedado preciosa y tendrá un sitio de honor en las paredes de mi casa.
Mi calle significó muchísimo para mi , en ella vivieron personas a las que quise mucho y enriquecieron mi vida. Por ejemplo; enfrente vivía Fulgencia y Leandro , recuerdo cuando en la puerta de su casa mataban los cerdos , a veces hasta mataban ocho de golpe, los ponían en fila en el suelo... Yo me levantaba temprano para ver como le cortaban el cuello para desangrarlos y después hacían fuego y le quemaban la piel para pelarlos, la calle se impregnaba de olor a piel quemada. Después me iba a su casa a ver hacer todo el proceso de la matanza. Y siempre me iba a mi casa con algún chorizito hecho por mí.
El hijo de Leandro, Antonio, tenia siempre aparcado su camión en mi calle y siempre que llegaba a cogerlo me encontraba a mi adentro, y en vez de reñirme me dacia .- Ana Mari no te bajes , te llevo “parriba” y me paseaba por el pueblo , a mí y a Isabel nos encantaba subir al camión. Un día le cortamos los cierres del capó que eran de goma para hacernos unas pelotas para jugar, cuando llegó y vio lo que había pasado , casi le da un ataque se enfadó muchísimo y creyó que lo habían hecho unos gamberros.. Uff menos mal… nunca le dijimos que fuimos nosotras, ya nos encargamos bien de esconder por un tiempo las pelotas de la goma , que por cierto botaban muchísimo.
Cuando Fulgéncia murió yo lo pase muy mal pues la quería mucho pero peor lo pasé cuando al poco tiempo murió Antonio… tan joven , recién casado y tan bueno que era para todos… lo quisimos mucho en mi familia.
Dos puertas más arriba de mi casa se encontraba el bar TABLÓN era de Leandro y siempre estaba lleno de gente. Leandro casi siempre me mandaba a mí a comprar el hielo para la nevera, estaba lejos la fabrica del hielo y me ponían el trozo en un saco, tenia que venir la calle del Campo abajo descansando pues pesaba, suerte que lo venia chupando y me refrescaba. Recuerdo que cada día iba a bar a comprar “un cuarto litro de vino blanco solera de la nevera” esas eran mis palabras.
Enfrente del bar vivía mi querida amiga Angelita, junto con su hermano Luis que nos gustaba a todas las amigas y que era muy tímido (ahora ya no lo es) , Hace poco coincidí con ellos en la feria de Encinasola y lo pasamos muy bien recordando viejos tiempos con toda su familia en el Hotel. En su casa que daba a la Iglesia de los Mártires se guardaba el “ carro de los difuntos” por cierto que era precioso , no se si hoy día e sigue empleando.
Mi recuerdo también a Rosalía y familia, otra de mis queridas vecinas.
Y después al lado de mi casa vivía Pedro… mi gran amigo Pedro Dorado, no sé que enfermedad tenía solo se que estaba invalido . No pasaba ni un solo día que yo no fuera a su casa a visitarlo y hacerle un poco de compañía, a veces le sacaba una silla a la calle y le decía que se apoyara en mi, él con una mano en la pared y la otra apoyada sobre mi hombro conseguía dar algunos pasos . Yo era feliz viéndolo esforzarse no se por que yo pensaba que podía hacer que caminase …. ¡ qué tontería ¡ .. pero lo cierto es que venia a mi casa dando pasitos agarrado de mi. y también lo llevaba al TABLÓN, se pasabas horas en una silla en la puerta del bar hablando con los vecinos ….Le quise muchísimo, recuerdo que cuando estaba en cama no dejaba que ninguna visita lo viese , pero cuando llegaba yo de seguida se levantaba o decía -.mamá déjala pasar.- Fuimos grandes amigos y nuestras familias se quisieron mucho.
Todos los vecinos de la calle se sentaban por la noche al fresco con las mecedoras y contaban sus cosas mientras nosotros los niños jugábamos al “hierro, topá en cruz, torito gacho, las cuatro esquina etc “ hasta altas horas de la madrugada.
Y como no hablar de las cigueñas que me alegraban cada día con sus cacareos, y de las golondrinas que hacian el nido dentro de mi casa... Podría pasarme horas hablando o escribiendo de este tema, otro día hablaré de la cigueña que curé en la fuentiña.
Gracias José … porque con tu dibujo tan bien hecho, has traído hasta mi esos recuerdo tan bellos que quisiera volver a vivir. Un abrazo.
Ana María.

LA HERRADURA


CARTA PARA MARÍA EUGENIA


El mundo es un pañuelo... , decimos cuando nos encontramos con alguien que hace tiempo que no vemos.

en otras ocasiones el mundo parece una sábana, pues quizás a lo largo de la vida solo nos vemos una o dos veces.

Y en otras ocasiones por suerte o por desgracia, el mundo es ... el mundo, un lugar donde vivimos todos pero que nunca o raras veces nos vemos. Solo cuando nos llega una mala noticia nos preguntamos por qué no lo llamé o visité.- y entonces nos llega el sentimiento de impotencia.


Querida María Eugenia; para nosotras el mundo ha sido como una sábana, pues hace casi cuarenta años que no sabíamos nada la una de la otra.

Recuerdo de pequeña, lo amigas que fuimos, cuando jugábamos cada noche a las cuatro esquinas, en la esquina del taller, Las "panzas" de bailar que nos dábamos todos los sábados viendo Escala en Ifi. todavía recuerdo como bailábamos " el pijama, de Gorgi Dan". Tú y yo siempre estábamos bailando, y yo hasta el día de hoy sigo igual, cuando oigo música no puedo parar, es como si la llevara dentro.

También recuerdo cuando tu hermano Carlos venia al bar de mi tío, solo verlo venir Berraca a bajo, ya preparábamos los vasos con agua.- uno lleno, el otro un poco menos, otro casi vacio, y

así sucesivamente, para empezar con la música, mi primo José y él tocaban con los vasos y nosotras con tapaderas, o con lo que fuera, que bien lo pasábamos, que tiempos aquellos.

volvería a ellos sin pensarlo.

Recuerdo cuando yo pasaba por tu casa y siempre me paraba a ver como tu padre ponía las herraduras, yo siempre le pedía una, y él me decía .- coje de allí encima (del pozo) las que quieras y guardalas que las herraduras traen suerte.- . Yo nunca creí que eso fuera cierto.

También recuerdo el día que me perseguía José el "tonto", y me escondí en tu casa recuedas?, tu padre supo librarme de aquel mal trago, y nos ofreció comida a José y a mi, todavía no se me ha olvidado el sabor de la sandía que comí.

Con el tiempo y por las circunstancias, nuestras vidas se separaron, y fuimos a parar a diferentes puntos de la geografía Española.

Por desgracias al partir de Encinasola, me desaparecieron las herraduras y con ellas tu amistad.

Quién me iba a decir a mi, que un buen día por menc¡onar la herradura en un escrito que hice en Marochos, esto me iba a devolver otra vez tu amistad?.-

Cuando escuche tu voz al teléfono después de tantos años, pensé" Manolo tenía razón la herradura trae suerte". No solo éso, si no que volví a encontrar las herraduras de tu padre.

Por eso querida amiga , aquí las tienes enmarcadas , ya no me voy a deshacerme de ellas, como tampoco ya no me voy a deshacer de tu amistad.

Ocuparán un sitio privilegiado en mi casa, como tú lo ocupas en mi corazón.


Muchisimos besos para tu familia, que también es la mía por parte de padre.

Y tú, queridísima amiga recibe un fuerte abrazo mio.


Ana Mari.

EN GONZALO GIL Y EL CEBOLLAR

Estas fotografías me las ha enviado Andrés Gorriato para que las ponga en el blog, por que él sabe del amor que le tengo a estas tierras.
Y no las podía poner sin hacer un pequeño escrito de lo que significan para mi.

Allá por los años cincuenta mis abuelos Antonio y Maria Ignacia, hijos de Cumbres de San Bartolomé, rodeados de todos sus hijos, se cuidaban de las fincas Gonzalo Gil y el Cebollar.
Mi madre se casó con José María, hijo de Antonio y Maria Ignacia, y al poco tiempo vine yo al mundo. Mi padre trabajaba en estas fincas razón por la que mi madre pasaba tiempo en ellas. Según me cuenta, aquí di yo mis primeros pasos, y Conchita Y Angelines siempre me tenían en brazos, no es que yo lo recuerde, ojala y pudiera recordarlas por lo buenas personas que son, pero mi madre si se acuerda mucho de ellas y las quiere. De quien sí me acuerdo mucho es de Mari Luz – Francisco (dueños del Cebollar) Y de sus hijas, que fueron mis amigas, a las que quise mucho.
Fui creciendo y pasando largas temporadas con mis abuelos en las fincas. No puedo olvidar el sentarnos todos juntos por la tarde a la luz y olor del carburo, en la chimenea y contar cada uno una historia, de cómo le había ido el día y la caza. Y como olvidar el comer todos juntos en el mismo plato un buen gazpacho, o tomates fritos, que nadie sabía freír mejor que mi tía Soledad, parece que veo a mi abuelo partir el pan a trocitos finos para todos nosotros.
Mi abuelo me decía.- Anita Mari, ves al huerto y tráeme tomates, pimientos y pepinos, yo me pasaba el tiempo oliendo las tomateras, no se me va de mi mente ese maravilloso olor.
No puedo olvidar la ribera donde iba a pescar con mi tío Juan, donde me bañaba, donde iba a buscar nidos a los chopos.
Pero sobre todo no puedo olvidar, ni quiero… son los paseos que daba por la ribera y entre los chopos, con mi tío Esteban. El siempre me llevaba a caballo, qué me gustaba ir con él, era cariñoso, simpático, y empreñoso pues siempre me tiraba el humo del tabaco a los ojos. ¡! Que dolor el día que murió, y tan joven… ¡!. Yo tendría cuatro o cinco años.
Me encantaba ver el Alba, ver amanecer en el Cebollar es lo mas hermoso que existe. Cuando llegaba el Ocaso, me deprimía y me quería ir para Encinasola, mi tío Francisco me decía:- mañana temprano ensillo el caballo y te llevo,..- Pero por la mañana al ver el Alba, no había quien me moviera de allí.
Recuerdo cuando iba de caza con mi padre, que no me quería llevar por que decía que cuando yo le acompañaba venia sin comida a casa, por que le espantaba todos los animales, y es que me daba una pena terrible ver matar a un animal, y hacia lo posible para espantarlos, ( y sigo igual no puedo ver matar a un animal. ) Pero siempre venia a casa con un ramo de flores silvestres lirios y margaritas, que él me cortaba y me decía.- hija mía estas flores son preciosas pero ninguna es tan bonita como tú.- Y me hacia unos versos preciosos que por desgracia no recuerdo. Aún conservo su escopeta.
Podía contar miles de cosas de Gonzalo Gil y el Cebollar, Los Valles, La Aldea etc pero no quiero alargarme mas en este escrito.
Solo decir que en Septiembre de 2007, visité las fincas y además de sentir una gran alegría, nostalgia, recuerdos y amor, también sentí una gran tristeza y pena , pues ya no son como cuando yo era pequeña, no hay la alegría de ver todo abierto bien cuidado, con tanta gente como había, y alegría, le faltaba vida.
Yo quiero dar las gracias a Don Luís Sánchez y Conchita, y a Don Francisco y Mari Luz, por lo buenos y cariñosos que siempre fueron con mi familia, y por considerarla como la suya propia..
Y como no, gracias a Angelines y Conchita ( dueñas de Gonzalo Gil ) por dejarme publicar sus fotografias y por seguir siendo tan simpáticas y buenas como siempre. Por lo bien que me han atendido cuando hemos hablado por teléfono.
Y decirles que la próxima ves que yo vaya a Encinasola , me gustaría pasar con ellas por lo menos un día en Gonzalo Gil. Un gran abrazo.

Ana Maria Domínguez.














ANGELINES

CONCHITA

MI TIO ESTEBAN